Buscar este blog

miércoles, 18 de febrero de 2015

¿La razón y la lógica rigen la totalidad de la existencia humana?

El pensamiento filosófico ha llamado a  Descartes el "padre de la  filosofía moderna" y fue  gran pensador al crear una revolución  en el orden filosófico al iluminar «la física con la geometría, la medicina con la anatomía, la anatomía con la mecánica»[1]; hizo historia tanto que para Antonio Leonardo Thomas fue el hombre que escaló más alto, que influencio a los grandes genios en filosofía como Bacon, Leibniz y en la ciencia como Newton sin ser influenciado por nadie[2]; en suma escogió un camino y lo recorrió, sin llegar a su destino, pero quizá transito más que muchos otros. Pero sin embargo no fue sino un camino, de los muchos que puede escoger el hombre.
De esta forma hay muchos senderos por recorrer, hay otras esferas de la existencia terrestre, que también se deben conocer, frente muchas de ellas Descartes desconfió por varias razones, aún, si él afirmaba que confiaría en las verdades que lograra rescatar por medio de su ingenioso método, la pregunta que resulta es ¿Por qué sólo la matemáticas y la geometría pasaron el examen?, si la idea era rescatar la verdad que estaba mezclada con la mentira, esa es la razón de su primer regla en el método de la duda, sin embargo fue muy escaso lo que rescató; en cuanto a otras formas de conocimiento se mostró muy prudente como fue el caso de la teología, pero la diferencia es que aquí si explico el por qué no lo hizo, «las verdades reveladas son inasequibles a la inteligencia, por eso no me atrevía a someterlas a la debilidad de mis razonamientos»[3],descubrió que para examinarlas se  necesitaba el auxilio de la naturaleza divina.
Por lo dicho anteriormente el mismo Descartes nos demuestra que el razonamiento, la lógica o la matemática son solo unas de las tantas ramas del conocimiento. Pero para el hombre recorrer varios caminos al tiempo es imposible, o si se decide a recorrerlos uno por uno tampoco tendría sentido, ya que volvería atrás o necesitaría más tiempo del que su existencia en este mundo le ofrece, lo ideal es llegar a un destino, pues las ciencias por distintas que sean las unas de las otras están todas ordenadas a un fin, la verdad, y a éste fin debemos apuntar, el lugar donde nos encontremos es lo de menos, lo que realmente importa es el lugar al que queremos llegar.


[1] DESCARTES René, discurso  sobre el método. Atenea. Colombia. 2008 p. 13
[2] Ibíd. p. 14
[3] Ibíd. p.  23

No hay comentarios:

Publicar un comentario